El mercado del agua no es gratis

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

el mercado del agua

 

Hace ya diez años que un Real Decreto de Sequía, cambió para siempre la visión constitucional de solidaridad entre los pueblos, para la gestión pública del agua.
Aquel decreto fue un primer experimento, que ha dado paso al gran mercado de derechos de aguas o cesiones temporales. Un eufemismo que inventaron los legisladores corruptos, para que los ciudadanos no se asustaran y nadie levantara la liebre, sobre la gran estafa que se está gestando desde hace más de diez años: Privatizar el agua.

Ese decreto y los posteriores, dejan libre la posibilidad de concesiones sobre los derechos del agua a empresas privadas y semiprivadas. Hasta el momento, no se han estado utilizando para generar grandes producciones en el campo o en la industria, sino que han estado “durmientes” a la espera del momento más propicio, para hacer grandes negocios con concesiones y cuotas de asignación de uso de agua al mejor postor.

 

Actualidad de los derechos del agua durante la sequía

Este año va a ser un año de sequía y probablemente la sequía mantenga su ciclo durante algunos años más, si el cambio climático no la acrecenta más todavía. Es el momento que estaban esperando desde hace más de una década: Es la crisis ideal para que unos pocos vuelvan a ganar ingentes cantidades de dinero, gracias a la desgracia de la mayoría. El modelo de negocio de “los mismos”, es siempre el mismo.

Amparados bajo varias leyes, los concesionarios del agua pueden venderse entre ellos la totalidad del agua que tengan otorgada. Con el Real Decreto Ley 10/2017 de 9 de junio, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas y se modifica el texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2001 de 20 de julio, se flexibiliza y facilita al máximo la posibilidad de utilizar el agua pública de forma privada.

Hay que añadir la falta de transparencia para acceder al contenido de los contratos de concesión, los precios de venta del agua y el censo de los beneficiarios directos de este lucrativo mercadeo abominable del agua.

Algunos activistas y asociaciones, llevan años reivindicando, realizando acciones y pleitos legales, para que los agricultores, regantes, ciudadanos a fin de cuentas, puedan disfrutar de un bien básico y de absoluta necesidad como es el agua. En palabras de una de estas activista y co-autora de éste artículo, Pilar Esquinas: “Además de tener serias dudas sobre la legalidad cuando llega el agua a sus usuarios, debido a la asfixiante corrupción política y administrativa que sufrimos en España, nos deja en la grave incertidumbre sobre si la población sabe, que está apunto de sufrir lo que muchos llevamos denunciando desde hace años: El gran mercado del agua”.

 

¿Podemos morir de sed?

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas en su observación general número 15 de noviembre de 2002, declaró que el derecho humano al agua es el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico. La Asamblea General de las Naciones Unidas del 28 de julio de 2010 aprobó una resolución, estableciendo que el acceso a fuentes de agua potable y segura, así como el saneamiento, son un derecho humano esencial para el goce pleno de la vida y de todos los derechos humanos.

Curiosamente, ese papel mojado, llamado Constitución Española de 1978, no hace mención alguna al derecho del agua para los españoles. A día de hoy los referentes sobre este tema tenemos que buscarlos en el siglo XIX dentro de la Ley de Aguas de 13 de junio de 1879, o en el ya citado Real Decreto Legislativo 1/2001 de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, que en su artículo 60, establece que el uso que goza de preferencia absoluta para las aguas, es el abastecimiento de agua a la población, dejando en manos de los Planes Hidrológicos de cuenca que reglamenten sobre ello.

Con semejantes despropósitos legislativos sobre el bien común esencial para la vida, el agua, estaba servida la trampa legal para que en cada comunidad autónoma y en función del partido que la gobierne, se legisle a favor de los amiguetes y empresas habituales concesionarias.

Tal como comenta el abogado, Marcos Díaz Janeiro: “Hay que recordar la creciente incapacidad económica de muchos españoles para acceder a este recurso vital. Según las estadísticas publicadas por AEOPAS (Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento) durante el 2013 se han tramitado en nuestro país más de medio millón de avisos de corte de suministro, de los cuales aproximadamente 300.000 se han hecho efectivos. Asimismo, debido a los procesos de privatización en la gestión y suministro del agua su precio se ha incrementado un 25,5% durante los últimos 5 años.

Debido a todo ello la Comisión Europea ha reconocido que en España existe un problema derivado del corte del suministro al agua en los hogares por impagos y ha reclamado al Gobierno español que garantice el abastecimiento mínimo de agua para todos los ciudadanos.

El Dominio Público Hidráulico no es sólo una palabra en el argot de nuestro sistema administrativo. Es el organismo que debería velar para que el agua de todos los españoles, sea gestionada de forma justa y que no se haga negocio con ella.

Pero cuando hay mucho dinero en juego en éste país, como en el mercado del agua, los malvados y corruptos habituales saben esperar: Su gran momento está llegando.

 

Antes de que nos demos cuenta, la ciudadanía pasaremos a ser clientes de pago, por usar el agua de todas y todos los españoles.

  • ¿Quieres que el agua esencial para que puedas vivir, sea un bien de lujo?
  • ¿Qué el derecho al agua esté también en manos de los que más dinero tengan?
  • ¿Qué han hecho los políticos a los que votas para defender tu derecho humano al agua?

 

Si crees que el derecho humano al agua es de vital importancia, comparte ésta información.

Si crees que sólo tienes derecho tú al agua, por tener dinero suficiente para pagarla, sigue sin hacer nada por el futuro en común de España y sus habitantes.

Autores:

Pilar Esquinas (abogada y activista) @EsquinasPilar

Miguel Lluva (redactor y activista) @mlluva

 

 
 ·BIBLIOGRAFIA

http://www.ecologistasenaccion.org/article18187.html
http://www.iagua.es/blogs/fernando-lopez-alonso/derecho-humano-al-agua-minimo-vital-y-desarrollo-sostenible
http://marcosdiazjaneiro.com/es/el-derecho-al-agua-en-el-marco-de-la-constitucion-espanola/

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *