¿Es Podemos el paradigma de neo secta?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Podemos neo-secta

 

Tenemos la idea de que la definición de una secta se refiere únicamente al ámbito religioso. Sin embargo, tanto política como sociológicamente también se puede definir a una secta. En la sociedad actual tenemos montones de ejemplos: Herbalife, Amway, el Partido Humanista, la Gnosis, Nueva Acrópolis. Muchos referidos a sectas religiosas al uso o simplemente a funcionamientos empresariales similares.

Lo que en este articulo de opinión nos interesa es ver qué puntos comparte Podemos con varias de estas definiciones de secta. Y nos sorprende, al menos un poco, que no falla ni un solo punto de los que definen a este tipo de organización. Veamos qué items nos hacen dudar de ciertos comportamientos que, trágicamente para quienes han depositado o depositaron su confianza en el proyecto Podemos, demuestran que la democracia exigible constitucionalmente a la estructura de los partidos políticos, no se aplica, se desprecia o se silencia.

 

Primer punto:

Implantación gregaria en los miembros del grupo, también llamado “Síndrome Disociativo Atípico”. Esto es observable en quienes han quedado dentro de la militancia de los círculos de Podemos: una cantidad -pequeña- de personas, la mayoría con más de cincuenta años o jóvenes sin experiencia política previa que repiten acríticamente las consignas, preferentemente en ciento cuarenta caracteres (Tweeter), que puntualmente se distribuyen desde Madrid en forma de cartelería o con la mera repetición de alguna frase del líder o de su entorno inmediato en televisión. Tienden a reunirse entre ellos y ellas, y a no aceptar gente de fuera del entorno del partido político, como si el contacto con agentes ajenos pudiera contaminar la pureza de su pensamiento. Se instalan en un clima paranoico, por el cual, todo aquél que no es del grupo es sospechoso de “infiltrado”, “topo” o “disidente”.

 

Segundo punto:

Estructura piramidal. Toda orden, toda información, toda consigna emana del aparato central, esto es, desde Madrid, que funcionaría como punta de la pirámide. Desde ahí, recorre la estructura vertical generada y se difunde por los Consejos Ciudadanos Autonómicos y Municipales en forma de pensamiento único. Para encajar aún más en la definición, se destierra el pensamiento crítico desde los mandos de segundo nivel, quienes aíslan y expulsan según mecanismo de centrifugación (en palabras del partido) a los “disidentes” o a quienes plantean dudas respecto a las fórmulas de trabajo o a la ideología a difundir. Es la asamblea la que expulsa a quienes no sostienen las consignas y la ideología del partido, o simplemente la cuestionan. De hecho, al crítico se le acusa de “troll“, dando buena idea de la adaptación del lenguaje de las nuevas tecnologías a la estructura de Podemos.

Digno de mención es el hecho de que los círculos operan como grupos de terapia en los que los participantes, entre otras cosas, aparte de leer textos políticos dirigidos por miembros que pueden ser equiparables a los comisarios políticos de los antiguos soviets, ponen en común experiencias que van más allá de la política y se acercan a lo personal, es decir, el círculo sirve como espacio y medio para la catarsis. El adoctrinamiento político en base a textos de Gramsci o Laclau por supuesto no es gratuito, amén de que se dirige a personas que en su mayoría no gozan de herramientas intelectuales para discernir con criterio si eso es lo que quieren o no. “Mejor adoctrinados acríticos que ciudadanos informados”, parece ser la consigna so pretexto de crear una hegemonía al modelo gramsciano de la cual poca gente podría hablar con seriedad en ese foro.

Otro elemento que nos hace pensar con fundamento en una estructura piramidal ad usum fue la campaña que hizo Podemos para las autonómicas del 24 M con el lema “1×5”: cada militante y cada votante tenía como meta conseguir en su entorno inmediato cinco votos. Esta fórmula se difundió mediante SMS a cada inscrito (se hubieran dado de baja o no, con lo que esto significa de vulneración de la Ley Orgánica de Protección de Datos). El problema que plantea esta fórmula es que, a tenor de los más que regulares resultados, probablemente Podemos ha alcanzado su techo electoral, ramificándose mediante un operativo que es propio de las estructuras empresariales piramidales más conocidas y denunciadas como fraudulentas.

 

Tercer punto:

En el caso de Podemos es posible hablar sin miedo de hiperliderazgo mediático“, algo por lo que cualquier miembro de una secta religiosa o sociológica daría los pingües beneficios que produce ser un gurú. Si bien, a medida que al establishment parecen interesarle otras fórmulas menos erráticas y confusas, la atención de los mass media ha ido decayendo en favor de Ciudadanos: un partido mucho más del agrado de una mayoría sociológica que prefiere un discurso, si bien de derechas, al menos no tan errático y mucho más definido por los años que llevan gobernando ayuntamientos en Catalunya. Las pasiones que, no obstante, levanta Pablo Iglesias y su entorno de líderes “naturales” se asemejan a las que despierta un grupo de pop entre los adolescentes. Buscando la foto, el autógrafo, la palmadita en la espalda, vemos a ancianos y ancianas o jóvenes sin pasado político que se aferran al 15M como si fuera el “año cero” de las luchas políticas. Poner en entredicho al líder supremo y sus axiomas puede llevar a los acólitos incluso a la violencia, tanto verbal como física. Ambas modalidades de represión están documentadas y denunciadas en todo el territorio español. El líder, como en toda secta, está alejado de los militantes interponiendo una “guardia de corps” creada en base a la sumisión total a los deseos del líder, que reparte prebendas en función del acceso al mismo. Este ejército pretoriano ejerce de filtro de quejas y de discursos críticos, mediante el uso de los organismos punitivos que el partido diseñó en sus primeros momentos.

El líder aparece únicamente en los grandes eventos, para los cuales se moviliza a todo militante acrítico. Esta organización se hace a través de los mandos intermedios que son las correas de transmisión de la información seleccionada que reciben desde arriba. A diferencia de la cúpula, estos cuadros intermedios (autonómicos y municipales) se caracterizan por estar básicamente interesados en poder y dinero proveniente del sistema político que dice superar el partido. La cúpula queda más o menos limpia de intenciones poco claras, mientras el control de los círculos se retiene en estos segundos niveles, demasiadas veces en manos poco limpias o en personajes que han alcanzado el poder gracias al expreso apoyo de la cúpula. Precisamente ahora, tras las elecciones municipales y autonómicas, estamos asistiendo a la elaboración de pactos donde el discurso errático se evidencia en toda su crudeza. En unas comunidades se sientan a negociar con la socialdemocracia más traidora, en otros se pretende un discurso de dignidad por el cual no se negocia, pero bajo todo esto el partido conversa con el PSOE quizás intercambiando la investidura de Susana Díaz en Andalucía a cambio del apoyo a Podemos en la alcaldía de Cádiz, mientras en el País Valencià se ponen todo tipo de pegas a un pacto con el PSPV pese a ser la lista más votada. El líder, sin embargo, controla todos los movimientos bien en público, bien en la sombra, mediante ese flujo de información restringida que sólo llega a los cuadros intermedios y que éstos difunden en función del tipo de movilización que se pretenda entre los elementos más fanatizados de los círculos, reducidos ya a esos participantes menos críticos.

Para completar el cuadro, podemos incluir la característica que faltaba en este punto: los mandos intermedios suelen hacer gala de un profundo cinismo y de un apasionamiento por obras de Maquiavelo en su peor vertiente, de Sun Tzu sin tener demasiada idea de lo que es el Tao, así como de las obras de Carl Schmitt, toda vez que se utilizan los nombres de grandes ideólogos clásicos de la izquierda para dotar su discurso de una pátina más amable y digerible incluso por los elementos más adeptos al partido.

 

Cuarto punto:

Los militantes extremos tienden a cerrar su círculo de amistades en función de la fidelidad al discurso del partido. Así se dejan de lado amigos, colaboradores, personas que inicialmente participaron en el mismo proyecto y que son anatemizadas por el grupo que no acepta al crítico. Lo ve como un enemigo que puede destruir todo ese entramado de relaciones sociales que llegan a no salir del partido y que cada vez se restringen más al mismo. Establecen sus propios canales de comunicación, se expulsa sin contemplaciones a quien cuestiona un solo punto, el grupo en su totalidad sale en defensa de las consignas y de la legitimidad de los procesos decisorios aunque sean extremadamente minoritarios y muy dudosamente legítimos. Hemos visto cómo padres discuten furibundamente con sus hijos por causa de que defienden Podemos y sus hijos han abandonado el partido por mantener posturas críticas.

Otro aspecto llamativo es que muchos de los sujetos más fanáticos vienen de partidos clásicos con militancia de décadas. Provienen tanto de la socialdemocracia light y neoliberal encubierta del PSOE o del PP o de partidos regionalistas de recorrido más o menos largo. Esos contactos se ponen a disposición de los cuadros intermedios para extraer ventajas en procesos de negociación, creando agendas que ni siquiera tiene que procurar la cúpula a esos cuadros municipales y autonómicos.

 

Quinto punto:

Control de la información. Un aspecto vital para mantener la cohesión del grupo. Ya nos hemos referido a las correas de transmisión que son los cuadros intermedios. Como bien sabemos, la información es poder. Una de las características de Podemos, antes incluso de la Asamblea de Vistalegre era la ocultación sistemática de información a los Círculos -cuando todavía cabían elementos críticos y opiniones diversas-, y que quedaba reservada a muy pocos miembros (generalmente un interlocutor que transmitía a su entorno más fiel). Esta información se mantenía en manos del Equipo Técnico que ejercía las funciones de cuadros de mando provisionales. Aunque la mayoría de los cuadros provisionales, muy al margen de sus capacidades, han terminado como cuadros orgánicos del partido, en ocasiones acumulando varios cargos y metiendo en las estructuras intermedias a parejas, esposos, esposas, novios y novias, cerrando aún más el posible circuito de flujo de la información. Así, cada vez que desde los círculos se tomaba una iniciativa, estos mandos provisionales ya tenían instrucciones precisas sobre cómo boicotearla e impedirla, recurriéndose a la difamación, al bloqueo del trabajo y, llegado el caso, a la compra de votos para sacar adelante invariablemente el proyecto de la cúpula (Valencia, 5 de octubre de 2014)

 

Sexto punto:

El infierno son los demás. Necesario para crear cohesión. Todos los demás partidos son viejos, obsoletos. Solamente Podemos es nuevo y en pro de esa innovación (publicitada siempre por ellos mismos, pero en absoluto respaldada por la realidad) se acepta el voto telemático, raíz de todos los fraudes posibles y de la perpetuación ad infinitum de la cúpula que retiene los datos censales y el conteo de votos. Que una gran cantidad de gente no tenga acceso a las nuevas tecnologías es indiferente, que se inscriban perros y gatos y voten por las listas avaladas por la cúpula, también es indiferente: el resultado es el óptimo. Se hace un frente común cuando los órganos punitivos del partido castigan sin pruebas, exigiendo una suerte de probatio diabolica por la que el acusado ha de demostrar su inocencia. Huelga decir que este mecanismo contraviene cualquier derecho democrático, e incluso pone seriamente en duda si Podemos cumple la exigencia constitucional de que los partidos se organicen y estructuren de manera democrática, pero repetimos, como en todo grupo sectario el infierno son los demás.

De esta manera, y una vez realizado este somero análisis, volvemos a la pregunta:

¿Es Podemos una neo secta? Quizás no. Pero desde luego, funciona como tal.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
Pin It

2 pensamientos en “¿Es Podemos el paradigma de neo secta?

  1. Veo que muchos partidos, por no decir todos, encajarían en esas seis premisas. Si me equivoco, me gustaría que me ilustrasen con el nombre de uno.
    Saludos

  2. Magnífico y certero análisis. En Canarias ha pasado justo eso, punto por punto. Concretamente hablaré de Gran Canaria, porque es el caso que más conozco y de primera mano, pero me consta que es algo repetido en otras islas.

    El grupo de guardias pretorianos local es un pequeño, irrelevante hasta el momento y fracasado partido político local llamado Canarias por la Izquierda. Han ocultado información, mentido, manipulado, atacado, y realizado todo tipo de maniobras encaminadas a mantenerse a los mandos del aparato. Así, aquel que acusaba enérgicamente de “poner palos en las ruedas” a todo el que osara discrepar mínimamente con la cúpula, ahora es concejal en la capital de la isla.

    Pero el caso más escandaloso y notorio es el de Noemí Santana, electa para formar parte del Equipo Técnico estatal a propuesta insistente de CxI. De ese trampolín saltó acumulando cada vez más y más cargos. Primero, miembro del Consejo Ciudadano Estatal, luego del Consejo Ciudadano Autonómico y finalmente cabeza de lista y diputada autonómica. Además su pareja o expareja, casualmente (probablemente tan casualmente como el aterrizaje final de Tania en Podemos) es el secretario insular. Y todo queda en casa.

    En fin, que punto por punto es tal como lo describe este artículo. Todo ha sido un nuevo montaje. En el mejor de los casos, un despotismo ilustrado que pretende hacer cosas estupendas pero sin contar con la gente (todo por el pueblo pero sin el pueblo). En el peor, el PSOE 2.0, dejando de lado cualquier democracia interna real o capacidad de participación o autoorganización ciudadana que no resulte meramente cosmética. Un partido cuya única función sea sustituir al PSOE para terminar actuando igual que él y defraudando igual que él. Un RECAMBIO en toda regla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>