Fiesta de la muerte en Zaragoza

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

fiesta de la muerte en Zaragoza

Hoy 1 de mayo, falleció una vaquilla en el tradicional festejo de “Encierro de vacas nocturno de la Calle San Miguel”, en Casetas, barrio rural de Zaragoza, dentro de las fiestas en honor a la Virgen de la Rosa en 2016.

Una vez más, la cultura de la barbarie contra los animales, deja víctimas no sólo de tortura, también de muerte, sin que la sociedad en general y los gobiernos, reaccionen ante las salvajes tradiciones que en el siglo XXI no deberían tener ninguna continuidad.

En el mal llamado festejo celebrado a las 00:05, una de las vaquillas estresada ante el acoso de los bárbaros vecinos de Casetas, impactó contra el burladero produciéndose la muerte del astado por traumatismo. Como era de esperar, el festejo continuó y los salvajes siguieron torturando, entre increpaciones y ridículas carreras, a los indefensos animales.

Al parecer, las fiestas en honor a la Virgen de la Rosa, consisten en divertirse básicamente torturando animales durante todo el fin de semana: El sábado a las 13:00 fue el primero de los encierros, que se repitió éste domingo, y el lunes vuelta otra vez, aprovechando que se trasladó el festivo del Día Internacional del Trabajo al lunes día dos. Y por la tarde: ¡Más vaquillas!. A las 18:00 concurso goyesco de recorte libre; el sábado suelta de vaquillas; el domingo, demostración de jóvenes valores del toreo y exhibición de vacas encintadas para recortadores; y finalmente el lunes se soltarán vaquillas y becerras para todos los corredores.

Desde aquí, reclamamos al Alcalde de Zaragoza Pedro Santisteve y su equipo, que mantengan su compromiso de prohibir los festejos taurinos tradicionales en todos los barrios rurales, tal cómo se comprometieron con la ciudadanía en las pasadas elecciones municipales y como quedó recogido en el acuerdo de Gobierno alcanzado el pasado 12 de febrero: “El Ayuntamiento de Zaragoza no organizará, colaborará o financiará aquellos festejos con reses que supongan malos tratos o tratos crueles a los animales, como el toro de soga, el toro embolado, el toro de fuego u otras variantes y no autorizará la utilización u ocupación del dominio público o del patrimonio municipal para que se realicen”.

Al ser requisito indispensable la autorización municipal para el uso de las calles y espacios públicos, el Gobierno de Aragón, que tiene competencia exclusiva en este tipo de espectáculos, no puede autorizar su celebración. No obstante, los vecinos no comprenden que la diversión no necesita del maltrato a animales y no han parado de presionar para seguir celebrando sus astracanados festejos, siempre en honor de alguna Virgen o santo.

Ante semejante despropósito, cualquier humano con un mínimo de actividad intelectual, se pregunta: ¿Tan divertido es torturar vacas y toros?.

Seguramente los organizadores de las Fiestas en honor de la Virgen de la Rosa en 2016, no tienen la capacidad de preguntárselo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *