Iglesias, la Izquierda y el síndrome Suárez

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Iglesias y el sindrome Suarez

 

Ante la situación política en España, en estas horas de incertidumbre en la Izquierda social, ante la carrera desesperada de algunos para buscar su cuarto de hora de protagonismo, en estas horas de urgencias para otros y de confirmación para los unos, nace la creciente necesidad de generar la Unión de Izquierdas Democráticas, a modo de aquella famosa UCD que gobernó España en los primeros años de la Transición que precedió lo que aún hoy, nos toca vivir. Aquella alianza, frente, confluencia, como se guste en llamar, nació de la dictadura, con su permiso y aquiescencia. Por supuesto de derechas y con una verborrea lógica teniendo en cuenta de dónde provenía. Pero tenía al frente a un hombre con carisma, honesto y político, Suarez.

Hoy vemos que la izquierda está en esa tesitura, familias disgregadas, advenedizos en busca de fortuna, familias políticas en desbandada pero con objetivos comunes de transformación y un batiburrillo de versos sueltos que quieren construir poema. Y hay un líder, carismático, honesto, preparado y político, Pablo Iglesias.
La diferencia está en hacer prevalecer los deseos del líder, no hay que olvidar que España es un país que necesita referencias, líderes que aglutinen en su persona el resumen de lo que se quiere representar y ahora, Pablo es el mejor situado y por tanto, de él dependerá esa posibilidad de confluencia. Ha comenzado muy fuerte, señalando posición, ingrata para los pretendientes que aspiran a enseñar lo que tienen con el objetivo de conseguir sus favores. Lo mismo le pasó a Suárez, más amable y generoso con aquellas familias que se acercaron a su Unión para conseguir esa notoriedad que en solitario no tendrían y que él aglutinó para ganar aquellas elecciones, para elaborar una Constitución y volver a ganar para presidir aquellos primeros gobiernos.

Pablo pone un peaje difícil, está pasando viejas facturas, no quiere mochilas de otros sobre su espalda y esto hace que, aun dificultando su victoria, no permitirá una confluencia de café para todos con sectores con servidumbres, ni advenedizos que tratan de pescar en aguas revueltas. Pero es consciente que la izquierda, la izquierda del futuro debe tratar de pasar páginas y afrontar el futuro, con él como referencia y aglutinante, pero para ganar el futuro. Él sabe también que acabara como Adolfo Suarez, querido cuando le quitaron de en medio y denostado cuando ejercía su papel. Al final, la Historia se repite pero esta vez algo más a la izquierda y las palabras lo confirman. Todos hablan de aquel famoso discurso de Adolfo Suárez, nacido de la pluma de Fernando Onega “puedo prometer y prometo…” pero pocos saben que era lo que prometía en 1977 y yo lo recuerdo exactamente.

“Puedo prometer y prometo que nuestros actos de gobierno constituirán un conjunto escalonado de medidas racionales y objetivas para la progresiva solución de nuestros problemas.
Puedo prometer y prometo intentar elaborar una Constitución en colaboración con todos los grupos representados en las Cortes, cualquiera que sea su número de escaños.
Puedo prometer y prometo, porque después de las elecciones ya existirán los instrumentos necesarios, dedicar todos los esfuerzos a lograr un entendimiento social que permita fijar las nuevas líneas básicas que ha de seguir la economía española en los próximos años.
Puedo prometer y prometo que los hombres de Unión de Centro Democrático promoverán una reforma fiscal que garantice, de una vez para todos, que pague más quien más tiene.
Puedo prometer y prometo un marco legal para institucionalizar cada región según sus propias características.
Puedo prometer y prometo que trabajaremos con honestidad, con limpieza y de tal forma que todos ustedes puedan controlar las acciones de gobierno.
Puedo, en fin, prometer y prometo que el logro de una España para todos no se pondrá en peligro por las ambiciones de algunos y los privilegios de unos cuantos.”

Estoy seguro que os suena y que no parece tan distinto a lo que se está escuchando en estos días, por parte de tanta gente. Estamos inmersos en una nueva Transición, hagan juego señores…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>