Pactos municipales 2015

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

pactos municipales 2015

 

Las candidaturas de Unidad Popular, toman el poder en las principales capitales del país. Madrid, Barcelona y Zaragoza, contarán con alcaldes de formaciones políticas de Unidad Ciudadana.

Medidas para evitar los deshaucios, de transparencia y gestiones enfocadas al rescate ciudadano, conforman la mayor parte de los programas de gobierno de las formaciones de Unidad Popular. Todas ellas, enfocadas a paliar las destructivas medidas aplicadas durante años, por los gobiernos municipales del PP. Partido que ha masacrado la economía ciudadana y municipal, aplicando durante sus mandatos las privatizaciones de los bienes y servicios públicos, su radical apuesta por la corrupción y el apoyo a las grandes corporaciones y empresas afines al régimen.
Al fin, la ciudadanía a levantado su voz desde la indignación y ha apostado por sus propios intereses, dejando a un lado las mentiras y los discursos atemorizantes del PP, en contra de las formaciones politicas cuyos objetivos son el bienestar y la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos y no del enrriquecimiento de unos pocos. Aunque si bien, ha tenido que ser a través de los pactos postelectorales y no lo ha sido desde el voto directo en las urnas.

 

En Madrid, Manuel Carmena de Ahora Madrid (Podemos, Independientes, Ganemos, IU, CM, Equo) con el apoyo del PSOE presidirá el gobierno municipal. En Barcelona, Ada Colau de Gunyem Barcelona En Comú, será la próxima alcaldesa. Sus primeras medidas van a ser poco habituales. En un plazo de seis meses para cumplirlas, dará prioridad a parar los deshaucios, derecho a suministros básicos de luz, agua y gas, derecho a la salud de todos, Renta Municipal complementaria y otras tantas, enfocadas a recuperar la dignidad de las personas, que Trías, anterior alcalde se esforzó en dinamitar. Desde el primer día dará ejemplo comenzando por cobrar, tanto ella como el resto de su equipo de gobierno, 2200€ al mes. En lugar del indignante y desmedido salario que se autoimpuso Xavier Trías de más de 140.000 euros. CiU, el partido que acumula inumerables casos de corrupción y delitos fiscales, demostraba una vez más cual es la única ideología que representa: la del enrriquecimiento personal saqueando las arcas públicas.

En Valencia, Rita Barberá del PP, sale de la alcaldía después de 24 años plagados de casos de corrupción y desmadres económicos que ruborizan a todo el estado español. Joan Rigó de Compromís, con el apoyo del PSOE y Valencia en Comú (Podemos), gobernará con la intención de sanear las saqueadas arcas municipales después de un cuarto de siglo en manos de la reina del “caloret”.

En Zaragoza, Pedro Santiesteve de Zaragoza en Común, formada por IU, independientes, Podemos, Equo, Puyalón y Piratas, será el celebrado nuevo alcalde, después de la discutida gestión de Belloch desde 2003 a 2015 y ante la amenaza de volver al oscurantismo con una alcaldía presidida por el PP. Por desgracia, la incultura política de los ciudadanos de la capital aragonesa, estuvo a punto de dar la alternancia bipartidista de la alcaldía, a un desconocido y oscuro Eloy Suárez. Funcionario, político profesional y segundón con altos cargos durante demasiados años, no ha visto cumplido su sueño de aumentar su estatus privilegiado con la presidencia de la ciudad.

El alcalde de Sevilla será Juan Espadas del PSOE, con el apoyo de IU y Participa Sevilla (Podemos). Las luchas de egos y la falta de acuerdos entre las formaciones de izquierda en la capital andaluza, truncó la posibilidad de ganar unas elecciones desde un partido instrumental de confluencia, como Ganemos Sevilla. La absurda obstinación de los candidatos de IU y de Podemos por dificultar las confluencias de Unión Ciudadana, han terminado después de las elecciones, teniendo que apoyar juntos a un candidato del PSOE, para impedir que se mantuviera el PP en el gobierno municipal.

En Palma de Mallorca, se ha llegado a un peculiar acuerdo para gobernar la ciudad. El PSOE y Mes Per Palma, se turnarán en la presidencia de la alcaldía. Toda una lección de democracia y de como se pueden llegar a acuerdos si se trabaja para la ciudadanía y no para la ambición y el egoísmo político.

Xuxo Ferreiro de Marea Atlántica, será el alcalde de A Coruña, formación compuesta por Izquierda Unida y Anova, Compromiso por Galicia, Equo y Podemos, con el apoyo de BNG. En Ferrol y Pontevedra, gobernará el PSOE con diferentes apoyos de partidos de izquierda y de Unidad Popular.

Cádiz Sí se puede (Podemos) con José María González ‘Kichi’ dice que “será la gente la que cambiará la ciudad” de Cádiz, después de años del indignante caciquismo analfabetoide de Teófila Martínez, que durante su mandato iniciado en 1995, se hizo tristemente célebre presidiendo plenos municipales, donde los ciudadanos empobrecidos, en situaciones de auténtica precariedad por los deshaucios y el paro, increpaban y demandaban ayuda a una alcaldesa que respondía a sus ciudadanos con frases acordes a su bajo nivel formativo. Basta recordar aquellas de “hacen política a través de las redes sociales”, “no tienen para comer pero si se pueden pagar Twitter”, “eso de Internet costará dinero, ¿No?”… cuando el mismo ayuntamiento de Cádiz ofrece un servicio gratuito de Wifi para sus ciudadanos. No podemos dejar de mencionar su vinculación con la corrupción, como han demostrado las investigaciones de la la Agencia Tributaria en el “caso Rato”. La Sicav Donald Inversiones, propiedad de Rato, está presidida por Santiago Cobo Cobo, marido de la alcaldesa de Cádiz y diputada nacional del PP.

Al fin Valladolid se libra del infame machista e insultador profesional, León de la Riva del PP, celebrando la nueva alcaldía de Oscar Puente del PSOE, apoyado por las plataformas Valladolid Toma la Palabra y Sí se puede Podemos).

 

En resumen, el PSOE duplica los ayuntamientos en toda España gracias al apoyo de las formaciones de Unidad Ciudadana y de la izquierda, consiguiendo otras alcaldías como en Huesca, Córdoba, Soria, Alicante, Lleida, Castellón, etc… mientras el PP pierde la mitad de las alcaldías de la anterior legislatura, conservando únicamente Huelva, Orense y Oviedo dentro de las capitales de provincia. Conserva gracias al apoyo de Ciudadanos 17 capitales, la gran mayoría de sus alcaldías, como en Santander, León, Palencia, Logroño, Salamanca, Ávila, Guadalajara, Teruel, Cáceres, Cuenca, Badajoz, Albacete, Jaén, Murcia, Málaga, Granada y Almería.

 

Los resultados tanto electorales como postelectorales, después de los pactos, arrojan un claro análisis: Si las fuerzas de Unidad Popular se unen y confluyen en plataformas comunes, la ciudadanía las apoya para conseguir el tan necesitado cambio político en el país. En las próximas elecciones municipales el electorado será más joven, las alcaldías con programas de izquierdas habrán mejorado la calidad de vida de los ciudadanos y aquellos que no se preocupan de la política, los idiotas útiles que se dejan manipular por los discursos populistas y reaccionarios del PP, quizás se hayan convencido que si no progresamos, no avanzamos y si no votamos a las fuerzas de izquierda, no mejoramos. No se crean las palabras mentirosas del partido azul, la realidad, es la realidad; y las palabras se las lleva el viento postelectoral.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *